APP BROSSA, un silencio visual que comunica

Invitar a los más pequeños a escuchar el silencio es, como mínimo, una propuesta revolucionaria y casi épica, más hoy que cada vez nos encontramos rodeados de todo tipo de ruidos, visual, auditivo y emotivos también, ¡por qué no!

Siempre nos ha gustado pensar que a Joan Brossa, en su incansable caminar “juganer” le hubiera encantado explorar el mundo digital. Y, por eso, hace unos años decimos aventurarnos en la empresa de hacer la que, en su momento, fue la primera app sobre poesía catalana ilustrada para niños.

Este mes de marzo, dedicado a la poesía, y este 2019 dedicado a conmemorar los 100 años del nacimiento de Joan Brossa, nos han recordado el porqué decidimos comenzar con la creación de publicaciones digitales, sobre poesía para niños.

El poder de la poesía para construir la mente de un niño es similar al de la literatura: es un bloque de construcción y un pasaje de escape. En la búsqueda de la sonoridad, en las peripecias de las rimas, en las pulsiones que marcan los ritmos y en la combinación de palabras; la poesía siempre ha estado relacionada con el juego y el juego tiene un largo cordón umbilical con la infancia.

 

Fundació Joan Brossa, app_arte y complicidades

La idea original partía de la voluntad de crear un contenido digital relacionado con las piezas que conformaban la exposición itinerante “Joan Brossa. Escuchad este silencio”. Finalmente, se decidió crear una herramienta que se puede usar en casa, en la escuela o a la misma muestra.

La App BROSSA se centra, sobre todo, en la poesía visual desarrollada por el autor. Joan Brossa, formó parte de un grupo de artistas muy importantes y vanguardistas con quien compartió una gran amistad. A un cierto punto Brossa decidió pasar de la poesía textual a la poesía visual y empezó por descontextualitzar las letras y las usó como signo con un interés en sí mismas, las giró y volvió a girar y a jugar sin cesar. ¡Exactamente lo que hacen los más pequeños con el abecedario!

Su obra al situarse en un terreno fronterizo, entre la pintura, la fotografía, el diseño, la escritura, la música… usa palabra e íconos, elementos verbales y gráficos, que a veces caminan juntos, otras separados, pero siempre nos hablan, nos interpela, nos explica y nos preguntan.

Con la app os podréis acercar algo más a la poesía de Joan Brossa y descubrir quién era el poeta y cuando vivió así, como interactuar con su poesía, jugar con algunos de sus poemas visuales e, incluso, crear personajes a la manera de Brossa.

Un pez, alter ego del poeta, se convertirá en una especie de guía que os acompañará en el recorrido en que las vocales serán las auténticas protagonistas. Habrá letras que se transformarán y figuras que desaparecerán. ¿Qué pasaría si desaparecieran las palabras y las vocales tal como las conocemos? ¿Habría silencio? A Joan Brossa le gustaba muchísimo jugar con las letras, girarlas, ponerles caras y darle nuevas formas. La app propone atreverse a a explorar el mundo mágico de las vocales.

Presenta Tres diferentes recorridos:

-JOAN BROSSA: Información sobre la vida y obra de Joan Brossa

-JUEGA: Juegos para divertirse con la obra de Joan Brossa,

-CREA: Juego para crear personajes propios y para conocer el proceso de creación artística de Joan Brossa, deconstruye las obras del poeta para conocerlas mejor.

 

Durante la creación de la app Brossa, se mantuvo una decidida línea de trabajo gráfica y estética en diálogo la obra visual del poeta. Si bien las interacciones hoy han sido superadas por otras propuestas interactivas digitales, el cuidado estético y el trabajo de documentación para crear las ilustraciones realizadas por Miriam Sugranyes aún tiene la actualidad del trabajo hecho con respeto. Manteniéndose firme, en todo momento, de no caer en la paleta de colores primarios tan típica y usada hasta el cansancio en las apps hechas para los más pequeños.

La app se centra en la obra de Joan Brossa y se puede descargar gratuitamente

iOS: BROSSA

app_arte, además de BROSSA, publicó Els nens de la meva escala, libro interactivo en catalán sobre la poesía de Joan Salvat-Papasseit

iOS: Els nens de la meva escala

Paris era una fiesta

Montreuil está en las afueras de París, pero está tan cargado de personalidad que sólo por ver lo que pasa en sus calles, en sus caóticas librerías y en las paredes colmadas de grafitis vale la pena ir, si a eso se suma que coincide con el Salon du livre et de la presse jeunesse de Monteruil, París se convierte en una verdadera fiesta de la literatura y, por unos días, para los amantes del huracán de inputs que generan este tipo de eventos, la se convierte en el centro de la literatura y sobre todo, de propuestas digitales, en la sélection créations numériques.

Este año, el que es referente del mundo editorial francófono de literatura infantil y juvenil no sólo fue un Salón, ha intentado posicionarse con temas especialmente más delicados. Nos futurs, fue el tema principal que propuso una nueva mirada más crítica que se vio en diferentes ámbitos, como, además de los seleccionados, en los trabajos de los ilustradores y en las jornadas dedicadas a las escuelas.

Salon du livre et de la presse jeunesse en Seine-Saint-Denise

 

Es el evento de referencia en el campo de la literatura para jóvenes públicos. Abierto a profesionales e individuos, se lleva a cabo anualmente a fines de noviembre y ofrece reuniones, firmas de libros y concursos.

Traemos a colación el Salón del libro de París, como también otros eventos que nos ayudan a dar a conocer y difundir la literatura en nuevos soportes y formatos enriquecidos, son espacios que transmiten la importancia de dedicarle un lugar diferenciado a las nuevas narrativas digitales, no sólo tienen partidas económicas para ello, sino que también hay editoriales interesadas en editar y publicar en digital, cosa que en castellano y catalán cada vez se echa más de menos.

 Si París era una fiesta, Bolonia se vuelca a las calles

Pero si en algo coinciden ambos eventos es que no pasa todo dentro de las enormes paredes de estos espacios llenos de libros y de gente, por la tarde, cuando se cierran las puertas del salón se abre la ciudad. En Bologna sobre todo, durante la Bologna Children’s Book Fair las librerías, las plazas, los museos, las bibliotecas, las galerías de arte y las trattorie se llenan completamente de gente y de voces.

Si bien la producción por estos lares en los que nos encontramos es muy escueta, afortunadamente existen personas que estóicamente insisten en trabajar entorno a la literatura digital infantil y juvenil y los nuevos formatos, como son el Grupo Gretel de la Universitat Autònoma de Barcelona (Cristina Correro, Lucas Ramada Prieto, Celia Turrión, Mireia Manresa y un no tan largo etcétera; y el grupo de investigación sobre producción y consumo de contenidos digitales de la Universidad de Salamanca. Grupos de investigación que discuten y crean palabras para ayudarnos a explicar qué es y cómo nos sentimos con esta galaxia pixelada.